Tiempo de lectura 4 min

  • Es el primer plan transversal, estructural y estable a medio plazo, que busca mejorar la calidad del aire y luchar contra el cambio climático con un enfoque amplio y con medidas eficaces y asequibles
  • Madrid reforzará su posición como primer mercado de vehículos electrificados y alternativos y potenciará la renovación de su parque.

Madrid, 30 de septiembre de 2019.- La Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones ANFAC ha recibido positivamente el Plan Madrid 360 de medidas anticontaminación presentado hoy por el Ayuntamiento de Madrid. La asociación entiende que el carácter transversal de las medidas revertirá en una mejora de la calidad del aire de la capital y favorecerá la lucha contra el cambio climático desde la ciudad de Madrid. “Es el primer plan estructural de España, estable en el tiempo, que se enfoca en mejorar la calidad del aire de la ciudad. Fomenta, además, una movilidad inteligente, accesible y asequible con medidas que abordan todos los aspectos de la sostenibilidad del transporte, dando soluciones concretas a los retos más importantes, entre las que destaca el plan de renovación basado en el etiquetado energético de la DGT”, señaló Mario Armero, vicepresidente ejecutivo de ANFAC.

En este sentido, este plan Madrid 360 se coloca en línea con la vanguardia europea, afrontando el reto de la movilidad desde un enfoque integral. Apuesta por una movilidad eficiente y un uso racional del vehículo, con iniciativas como la mejora de la intermodalidad, el fomento de un transporte público más asequible y sostenible, el impulso al vehículo compartido, así como de párquines disuasorios, mejora de infraestructuras, entre otras.

Es muy relevante, además, en el programa Madrid 360 el apoyo decidido a los vehículos eléctricos, híbridos enchufables y alternativos, clave en la descarbonización del parque. El plan establece ayudas específicas a la compra y a la instalación de puntos de recarga en aparcamientos, así como el impulso a la instalación de redes de recarga rápida de acceso público. Madrid lidera las ventas de vehículo electrificado y alternativo en España, con una cuota del 56% de las entregas en el acumulado del año.

ANFAC destaca principalmente, en este sentido, el plan de renovación de vehículos por su enfoque amplio, bajo el principio de neutralidad tecnológica, bien dotado, estable en el tiempo y con requisito de achatarramiento, en línea con las ayudas que están aprobando en otros países. La sustitución de los vehículos más antiguos por vehículos nuevos, de cualquiera de las tecnologías disponibles, supondrá “una importante mejora, tanto en la lucha contra el cambio climático como en la calidad del aire para todos los madrileños, así como de la seguridad vial”, afirmó el vicepresidente.

Madrid es el principal mercado de vehículos nuevos en España, con una cuota de mercado del 38% de las matriculaciones en los ocho primeros meses del año. En un entorno de caída generalizada de las ventas, las entregas en la región caen la mitad que en el conjunto del país (un 4,6% frente al 9,2% total) y sin embargo, el 40% del parque del municipio madrileño corresponde a vehículos sin etiquetado medioambiental.

Los vehículos nuevos reducen las emisiones de NOx en un 85%, las de partículas en un 99% y las de CO2 en un 30% respecto de los automóviles de más de 10 años. “Los nuevos vehículos cumplen con los estándares medioambientales más exigentes del mundo, tanto en emisiones de CO2 como en emisiones contaminantes. Desde el 1 de septiembre, los nuevos vehículos cumplen con la nueva normativa RDE con el que aseguramos que los límites de emisiones contaminantes no se superan en condiciones reales de circulación, aspecto que además aporta certidumbre para los consumidores y reguladores”, explicó Armero.

El requisito de achatarramiento para acceder a las ayudas es, a su vez, una herramienta eficaz para la efectiva renovación, porque permite sacar estos vehículos más viejos de las calles definitivamente. Para el sector del automóvil es muy adecuado que el plan se vaya a mantener estable durante un plazo de varios años porque permite planificar y evita las distorsiones de mercado.

Este plan de renovación está en línea además con los países de nuestro entorno. Las políticas de movilidad que se están poniendo en marcha en Francia o Inglaterra abordan el reto con una visión amplia, diseñando medidas que van desde la interoperabilidad del transporte público, las rutas de trabajo o las zonas de bajas emisiones. En todos los casos, se incluye un plan de renovación del parque automovilístico, bien dotado económicamente en el que se contemplan, como objeto de ayuda, los vehículos nuevos.

Las zonas de bajas emisiones son por otra parte, una práctica cada vez más habitual en las ciudades, con el impulso de la propia Unión Europea. El establecimiento de restricciones de entrada a la almendra central es compatible con la renovación del parque, porque fomenta el uso de vehículos más eficientes en estas demarcaciones.