Tiempo de lectura 5 min
  • La inversión de los fabricantes de coches que operan en España alcanzó los 2.700 millones de euros, por encima de la media de los últimos cinco años
  • Por primera vez, se produjeron en España vehículos de todas las tecnologías de propulsión disponibles en el mercado

Madrid, 15 de julio de 2020. La facturación en España de los fabricantes de automóviles que operan en el país, asociados de ANFAC, ascendió en 2019 a 69.500 millones de euros, un 9% más, tal y como recoge el Informe Anual 2019 de la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (ANFAC). Este dato es muy positivo teniendo en cuenta que el año pasado se caracterizó por la incertidumbre en los mercados.

La fortaleza económica de las empresas y el sector revierte también en su compromiso permanente con el país. La recaudación fiscal de la automoción se incrementó el año pasado un 3%, hasta los 30.888 millones de euros y la inversión de estas empresas en España ascendió a 2.700 millones de euros. Esta cifra es superior a la media de inversión de los últimos seis años (alrededor de 2.000 millones) y supone que, en los últimos 7 años, las marcas de automoción han invertido en el país, en la transformación de sus fábricas y establecimientos cerca de 16.000 millones de euros, según se extrae de la memoria estadística de la asociación. Para José Vicente de los Mozos, presidente de ANFAC, estos datos “son reflejo del esfuerzo que la industria de la automoción ya está haciendo en el país para su transformación hacia la movilidad del futuro, una transformación que el impacto de la crisis del coronavirus no frena y sobre la que el Plan AUTO 2020-40, hoja de ruta estratégica de ANFAC, busca seguir avanzando”.

En este sentido, el informe estrena un nuevo capítulo dedicado exclusivamente a la Electro-Movilidad, en el que se destaca que por primera vez, las fábricas españolas produjeron vehículos de todas las tecnologías de propulsión disponibles en el mercado: gasolina, diésel, gas natural, gas licuado, híbrido convencional, híbrido enchufable y eléctrico puro. Y las previsiones para este año son positivas dado que las factorías pasarán de operar ocho líneas de producción de vehículos alternativos hasta 16 modelos electrificados en total en producción en los próximos dos años, nuevos modelos que ampliarán la cartera de producto disponible en el conjunto de las tecnologías.

El capítulo de la Electro-Movilidad también recoge los datos del nuevo Barómetro de la Electro-Movilidad puesto en marcha en 2019 y que pretende hacer un seguimiento eficaz del desarrollo de la movilidad eléctrica en España, tanto desde el punto de vista del vehículo como de las infraestructuras de recarga. Este índice, que se actualiza cada trimestre, deja patente que España está a la cola de Europa tanto en integración de automóviles híbridos enchufables y eléctricos puros en las matriculaciones nuevas como en instalación de puntos de recarga. “Con 7.607 puntos de recarga, de los que un mínimo porcentaje son de recarga rápida, estamos muy lejos de alcanzar el objetivo de 110.000 puntos en 2025 y 340.000 en 2030, necesarios para cumplir nuestros objetivos de descarbonización del parque. Esperamos que la reciente declaración de utilidad pública de las infraestructuras de recarga rápida sirva de acicate para una mayor instalación”, explicó José López-Tafall, director general de ANFAC, que presentó este informe por primera vez.

PLAN AUTO 2020-40

ANFAC ha presentado ya su hoja de Ruta para los próximos años, el Plan AUTO 2020-40, que busca la transformación de la industria de la automoción en España hacia la nueva movilidad del futuro y su nuevo ecosistema. El presidente de ANFAC, José Vicente de los Mozos y miembros de la Junta Directiva de ANFAC presentaron este plan al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, el pasado 2 de marzo en un acto que supuso el pistoletazo de salida de lo que será la agenda de trabajo de la asociación. La nueva cadena de valor, convertida en un ecosistema colaborativo, incrementará los agentes que trabajan en la movilidad y provocará cambios en la generación de valor en torno al vehículo, de tal manera que el mercado puede incrementar su valor hasta los 310.000 millones de euros, pero el peso mayor, en términos de facturación, seguirá en los fabricantes de vehículos.

En este sentido, para José Vicente de los Mozos, presidente de ANFAC, “la pandemia del Covid-19 no ha modificado esta Hoja de Ruta. Los retos de la nueva movilidad, los compromisos con la descarbonización y la digitalización siguen activos y en marcha, pero la crisis si que ha provocado una revisión de las estrategias industriales de las marcas y de los países. El plan europeo de recuperación y las nuevas políticas industriales van a movilizar unas ayudas que es imprescindible aprovechar para salir de la crisis acelerando la transformación hacia la nueva movilidad”.

Con este objetivo, ANFAC ha reforzado su Foro de Competitividad para atender a las necesidades industriales y de innovación de las fábricas en España. Dentro de su estructura, además, ha creado el Foro Business Development y un Comité de Sostenibilidad. Asimismo, en la pasada Junta Directiva se aprobó la entrada de la marca española de vehículos de lujo Hispano Suiza y el fabricante holandés de autobuses y autocares VDL, lo que implica que ya hay 48 marcas asociadas a ANFAC, reforzando así la posición de ANFAC como voz única de las marcas de automoción.