Tiempo de lectura 6 min

 “El tiempo es clave, hay que trabajar en un plan de reactivación ya. No podemos esperar a dentro de otros tres meses porque entonces contaremos las empresas que han desaparecido”. Así de contundente se expresaba José Vicente de los Mozos, presidente de ANFAC, en el primer webinar ANFAC [#DialogosAutomocion. El futuro de la automoción en la era PostCovid19]. La automoción representa uno de los sectores claves para la economía española y el parón causado por la COVID-19 ha supuesto un fuerte impacto tanto a escala de demanda como de producción. Es el sector industrial más penalizado por la crisis del coronavirus, con las fábricas cerradas cerca de mes y medio y los concesionarios también paralizados. Se estima que las matriculaciones caerán en un 40% y que se dejarán de fabricar, en 2020, unos 700.000 vehículos.

Este seminario online, en el que se pretendía analizar la situación de la industria y la importancia de su reactivación como tractor del conjunto de la economía, contó con la participación de Raül Blanco, secretario general de Industria y PyME, Francisco Fonseca, director de la representación de la Comisión Europea en España y José Vicente de los Mozos, presidente de ANFAC, director mundial de fabricación y logística del Grupo Renault y presidente de Renault España. El seminario registró un alto volumen de espectadores: se inscribieron más de 500 personas y alrededor de 400 usuarios estuvieron siguiendo de manera continuada el webinar en directo en la plataforma.

El webinar está disponible en el canal de Youtube de la asociación @anfacautomoviles.

El presidente de ANFAC, José Vicente de los Mozos, ha destacado el alto compromiso de la industria española con el conjunto del país y el trabajo realizado en las últimas semanas en la elaboración de los protocolos sanitarios y de un plan de choque. “Hemos conseguido que toda la cadena de valor vaya alineada, con una única voz. Hemos logrado coordinarnos con el resto de las asociaciones, para trabajar en un plan de choque para el sector”, resaltó.

La relevancia de la acción europea

La elaboración de este plan de choque se convierte en una pieza fundamental para lograr reactivar la demanda y potenciar la competitividad de nuestra industria. El secretario general de Industria y Pyme, Raül Blanco, explicó que “el plan de medidas revertirá tanto en la oferta y como en la demanda. Promoverá la inversión en el sector y afectará a la demanda, porque en este contexto, va a ser muy complicado que el mercado arranque”. A nivel nacional, ha señalado que debe realizarse un plan en base a la neutralidad tecnológica y utilizando instrumentos que permitan impulsar el mercado y la industria. Estas medidas, apuntó, sin embargo, tienen que ir acompañadas de otras a nivel europeo: “Por eso vamos a solicitar que el 10% del Plan de Recuperación de Europa vaya destinado al sector de la automoción”, señaló.

“Por eso vamos a solicitar que el 10% del Plan de Recuperación de Europa vaya destinado al sector de la automoción”

Raül Blanco, secretario general de Industria

El director de la representación de la Comisión Europea en España, Francisco Fonseca, confirmó que “el sector automovilístico es uno de los sectores más potentes a nivel europeo, con una aportación del 9-10% al PIB continental, y es necesario que se enganche al plan conjunto europeo”. Es en Europa donde, según remarcó Fonseca, la industria automovilística europea tiene que mostrar un trabajo conjunto para alcanzar los objetivos de crecimiento y recuperación. Para ello, se ha de basar en tres principios claves: mantenimiento de la competitividad del sector, compromiso por estar a la vanguardia en la transición ecológica y digital y garantía de la autonomía estratégica de la industria europea.

No podemos olvidar que el sector del automóvil ya se enfrenta a una de las mayores transformaciones en su historia hacia la movilidad sostenible y libre de emisiones. La incorporación de la movilidad electrificada se encuentra todavía en una fase de implementación y la normativa de reducción de emisiones por parte de la Comisión Europea se muestra como un exigente, pero necesario, objetivo. En este contexto, el secretario general de Industria y PyME, Raül Blanco, ha destacado que “se le está pidiendo un gran esfuerzo al sector de hacer la mayor inversión en innovación y transformación, en un momento en que la rentabilidad y la demanda han caído. Por lo que tenemos que ser conscientes de que, si exigimos este esfuerzo en la reducción de emisiones y nuevas tecnologías, hemos de ser sensibles en materia regulatoria y establecer las vías para su recuperación”.

Así Blanco planteó la necesidad de que exista “una respuesta a nivel europeo: ¿por qué no realizar un plan de incentivo a la demanda en Europa y con medidas de ayuda a la inversión al sector?”, preguntó. En este sentido, los ponentes coincidieron en la idea de la necesidad de poner en marcha de inmediato un plan de choque urgente para el sector, enfocado al estímulo de la demanda de vehículos y la recuperación de la actividad industrial, tanto a escala nacional como a escala europea. “Es fundamental seguir aumentando la competitividad de nuestras fábricas para mantenerse como referente de producción tanto en Europa como en el mundo. José Vicente de los Mozos recordó que las casas matrices no se ubican en España y que por ello “tenemos que dar señales a las multinacionales de que España cuida de la industria de la automoción”, tanto en el ámbito de potencia industrial, de demanda interna como de regulación de movilidad.

La automoción, un motor de impulso para la economía

El sector de la automoción aporta el 10% del PIB nacional y genera el 9% del empleo sobre la población activa, siendo uno de los principales sectores industriales en España y que, junto con alimentación, es el que mayor aportación realiza a la balanza comercial española, con un saldo positivo de 14.000 millones de euros en 2019, por lo que como ha indicado José Vicente de los Mozos, “en España con el déficit público que tenemos es prioritario que se mantenga esa balanza positiva”.

El presidente de ANFAC ha señalado durante su intervención la fortaleza económica del sector “que tiene dos grandes ventajas, su efecto tractor sobre otros sectores y el retorno al PIB, donde por cada euro invertido se genera entre 1,5€ y 1,8€ para la economía nacional”.

El presidente de ANFAC ha cerrado el webinar resaltando el crucial momento que atraviesa la automoción en España donde ha dicho que “Es el momento de trabajar todos juntos, cadena de valor, administraciones, agentes sociales. Y hay que hacerlo de una manera rápida y eficiente. Necesitamos que el milagro de la automoción siga en el futuro y para ello es necesario la velocidad, la escucha y la eficacia”

Tu opinión es muy importante para nosotros
¿Te ha resultado útil esta información?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 1 votos (5,00 sobre 5)
Cargando…