Tiempo de lectura 6 min

“Tenemos que apostar por que el sector de la automoción sea un proyecto país y que las iniciativas público-privadas vayan orientadas a impulsar este cambio. Atravesamos un momento clave en la transformación del sector y no podemos quedarnos atrás en la carrera de la industria de la nueva movilidad.” afirmaba el Presidente de ANFAC, José Vicente de los Mozos, durante su intervención en el webinar «Industria Ibérica de Automoción –perspectivas y oportunidades», un evento organizado por la Cámara de Comercio Hispano Portuguesa, la Cámara de Comercio e Industria Luso Española, y KPMG, y que ha contado con una mesa de debate en la que han participado Mª Helena Antolín, presidenta de Sernauto; José Couto, presidente de AFIA (Asociación de Fabricantes de Automoción de Portugal) y José Ramos, presidente de ACAP (Asociación de Proveedores de Automoción de Portugal). Begoña Cristeto, socia responsable de Automoción e Industria de KPMG en España, ha sido la moderadora del debate.

Hacia la transformación

Durante este webinar se ha expuesto la hoja de ruta y las principales tendencias que definirán el futuro de la automoción en España y Portugal, con el objetivo centrado en los valores que han impulsado a la industria de la automoción de ambos países a alzarse como referentes del sector en Europa, y la estrategia para abordar los grandes retos de la automoción: la descarbonización y digitalización.

“España, al igual que Portugal, tiene en su industria de la automoción un fuerte aliado e impulsor de la economía. Somos un importante sector estratégico para la economía y el empleo en la región ibérica, siendo responsable del 11% del PIB español y el 6% del PIB portugués y generando el 9% y el 12% del empleo sobre la población activa en España y Portugal, respectivamente” señaló el presidente de ANFAC.

José Vicente de los Mozos compartió su visión sobre el futuro del sector y la importancia de que España avance hacia la nueva movilidad: “Con la transformación del sector nos enfrentamos a un reto mayúsculo, pero también ante una oportunidad y no podemos quedarnos de brazos cruzados. En España tenemos la responsabilidad de mantener e impulsar la posición que nuestra industria ha alcanzado, siendo los segundos mayores productores de Europa y octavos del mundo. Tenemos una buena posición competitiva, pero somos vulnerables, como ha puesto de manifiesto la crisis derivada de la pandemia de la CoVid-19. La automoción es uno de los ejes centrales de la economía española, y ahora, más que nunca debemos afrontar todos juntos el reto de la digitalización y la descarbonización de la movilidad. Pero el esfuerzo no solo ha de ser del sector, requiere del compromiso por parte de Gobierno, administraciones, agentes sociales y sociedad. Y por ello, la industria de la automoción es y debe ser considerado como un proyecto – país, un proyecto de Estado.”

«La automoción es uno de los ejes centrales de la economía española, y ahora, más que nunca debemos afrontar todos juntos el reto de la digitalización y la descarbonización de la movilidad»

José Vicente de los Mozos – Presidente de ANFAC

Un plan de recuperación más necesario que nunca

Las consecuencias provocadas por la crisis de la COVID 19 están tambaleando la economía española. La industria de la automoción fue uno de los agentes económicos más castigados por la crisis de la pandemia con la paralización de la actividad de las fábricas durante más de mes y medio, con caídas históricas tanto de producción (-98% en abril) como de un mercado que se ha visto lastrado durante todo el año. Toda esta situación en un contexto que, como afirmaba el presidente de ANFAC, “obligaba a tener que afrontar nuevos retos de recuperación, a corto plazo, tanto de demanda como de ritmo de producción y que se sumaban al compromiso de avanzar hacia la descarbonización y digitalización del sector”.

«Es preciso aclarar cuál es el modelo de sector que España desea, y tener un acuerdo como sociedad. Si conviven diferentes modelos, diferentes visiones, y tampoco hay una unidad de interlocución, el resultado es un mayor riesgo regulatorio.»

José Vicente de los Mozos – Presidente de ANFAC

Pero para recuperar el equilibrio es necesario elaborar un plan de impulso económico, una estrategia que esté basada en fortalecer nuestros sectores económicos más potentes, España debe estimular y apostar por sus puntos fuertes. El presidente de ANFAC propone que España ejecute un plan para elevar la economía cimentado en la transición hacia la movilidad sostenible: “En el último año el mercado ha caído un 32,3% y la producción de vehículos un -19,6%. Son dos datos que evidencian la frágil situación del sector y que necesitan una respuesta inmediata. El plan de Impulso a la Cadena de Valor al Sector de la Automoción y los Fondos Europeos del Plan de recuperación suponen dos herramientas fundamentales, pero, por el momento, no se han aplicado con eficacia. Es necesario un plan claro con líneas estratégicas que impulsen y faciliten la transición hacia la descarbonización y hacía los vehículos cero emisiones. Pero, para esto, es preciso aclarar cuál es el modelo de sector que España desea, y tener un acuerdo como sociedad. Si conviven diferentes modelos, diferentes visiones, y tampoco hay una unidad de interlocución, el resultado es un mayor riesgo regulatorio. Debemos achatarrar más de 19 millones de automóviles para alcanzar los objetivos marcados por la UE y renovar el parque automovilístico. Nuestra propuesta está clara, recogida en el Plan ANFAC Automoción 2020-40, sobre esa base seguimos pidiendo una visión común como país que permita atraer inversiones. Un plan que incrementará el valor de la industria en un 50%, desde los 200.000 millones actuales hasta los 310.000 millones en 2040, y que además, generará un impacto positivo en el PIB del 7%, que podría alcanzar hasta el 12% con los impactos indirectos e inducidos, y vendrá acompañado de la creación de nuevos puestos de trabajo, entre 860.000 y 1,5 millones empleos de calidad y de alta cualificación. Actualmente el sector del automóvil supone el 60% de la industria de España y para alcanzar todos estos objetivos, la industria de la automoción debe ser un proyecto-país. Atravesamos un momento clave en la transformación del sector y no podemos quedarnos atrás en la carrera de la industria de la nueva movilidad. Porque sostener a la automoción supone sostener la economía del país”.

Tu opinión es muy importante para nosotros
¿Te ha resultado útil esta información?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 1 votos (5,00 sobre 5)
Cargando...