Tiempo de lectura 4 min

Aranzazú Mur, directora del Área Económica y Logística de ANFAC

La base del comercio es el traslado de bienes, de mano en mano, de país en país, de puerto a puerta. Ese camino entre vendedor y comprador, en ocasiones de miles de kilómetros, es lo que entendemos por logística y es, sin cansarme de decirlo, una pieza clave para la competitividad de la industria de la automoción. De todas las industrias, en realidad. Hay ejemplos clave como una empresa textil que ha disparado sus beneficios gracias a un control férreo de los procesos y costes logísticos, que le han permitido ser puntera en todo el mundo. Es importante cuidar y mejorar la eficiencia de la logística, máxime cuando supone al menos el 10% del coste final de un vehículo.

Por eso, ANFAC lleva doce años realizando unos informes de Valoración de la Logística marítimo-portuaria, ferroviaria y por carretera en España que ponen en valor la fuerte apuesta de la industria de la automoción por estos servicios y cómo es su relación con los operadores. Se evalúan los servicios, las empresas, las operaciones en aras siempre de mejorar, de alcanzar mejores líneas de entendimiento entre lo que buscan las marcas para sus importaciones y exportaciones y lo que pueden ofrecer cada una de las compañías logísticas. Lo que no se evalúa, no se puede mejorar. Nuestra enhorabuena así al Puerto de Santander, el mejor valorado en solitario.

«El Puerto de Santander ha sido el mejor valorado por las marcas, con una puntuación más alta que el año pasado»

Y un ejemplo claro es que, gracias a estos informes, ha aumentado la concienciación entre los operadores de la vulnerabilidad de la carga, de lo delicado que es transportar un vehículo nuevo, sin apenas embalaje, y de la importancia que tiene la integridad de la mercancía, desde la salida hasta su destino. La mejora de los controles de calidad y en la prevención de los daños a la carga es uno de los epígrafes más valorados en el transporte por carretera, por ejemplo. Hay que seguir trabajando en ello, sobre todo en los puertos, con más formación.

Este trabajo de mejora, durante todo el año, se realiza a través de la amplia coordinación con las autoridades portuarias, ferroviarias y los operadores de transporte por carretera. En concreto, ANFAC tiene firmado con ADIF un acuerdo de Colaboración desde 2013, que ha renovado recientemente para la mejora de la gestión y las infraestructuras ferroviarias. Se busca dar más calidad y mayor eficiencia a este transporte tan importante para el sector. Uno de los avances más relevantes, señalado por las marcas, ha sido la mejora del transporte ferroviario de aproximación, entre las fábricas y los puertos marítimos para su exportación.

Puerto de Santander

Sin embargo, solo representa el 14,4% de los movimientos realizados en 2018 y es un tipo de movilidad con muchas ventajas de eficiencia, costes e incluso medioambientales, que puede y debe ganar mucho más peso en el conjunto de los desplazamientos de vehículos. Para esto trabajamos, con ADIF, para incrementar la capacidad de los principales corredores y sus conexiones.

Tenemos muchos retos. Es necesario aprobar de manera inminente el aumento de capacidad de los camiones de carga general, hasta una altura de 4,5 metros y un peso de 44 toneladas. Además, debe avanzarse en la reducción de las tasas portuarias para los vehículos porque las actuales tasas al buque y por ocupación no se adaptan a la realidad de estas mercancías, que no se pueden apilar y necesitan barcos especializados. Las penalizan y encarecen su transporte.

«Debe avanzarse en la reducción de las tasas portuarias para los vehículos porque las actuales no se adaptan a la realidad de estas mercancías»

Y a medio plazo, la tecnología también ha irrumpido de manera radical en estos procesos, a los que ahora se exige una trazabilidad absoluta y un seguimiento minucioso de por dónde va la carga en cada momento. Los procesos se automatizan más aún, lo que ayuda a cumplir con escrupulosidad los planes de transporte pero hay que ganar en flexibilidad y en capacidad de adaptación cuando la demanda fluctúa.

ANFAC tiene el reto de trabajar en la mejora de los costes logísticos, clave para nuestra industria y su competitividad. Y estaremos a disposición de marcas, operadores, autoridades, supervisores y administración pública como actores necesarios e indispensables para lograrlo.

Tu opinión es muy importante para nosotros
¿Te ha resultado útil esta información?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas 3 votos (4,33 sobre 5)
Cargando…