Tiempo de lectura 4 min

Autor: José Vicente de los Mozos, presidente de ANFAC
Esta tribuna se publicó en los medios regionales del Grupo Vocento
en septiembre de 2020

En la industria de la automoción, a la que represento como presidente de la asociación de los fabricantes de automóviles y camiones en España (Anfac), pasamos muchas horas debatiendo y trabajando sobre la movilidad. Buscamos una solución a un interrogante amplio pero que, en realidad, no vamos a construir solo nosotros. La realidad es que la respuesta a cómo será la movilidad del futuro la debemos encontrar juntos empresas, usuarios y responsables públicos. Nosotros tenemos la obligación, como industria, de ofrecer las soluciones a esa demanda.

Este problema no es en absoluto baladí. La movilidad está presente en todas nuestras actividades. Su gestión es clave y lo primero a recordar es que la movilidad del futuro debe seguir cumpliendo su principal función: llevar personas y bienes del punto A al B de la manera más rápida, eficiente y económica posible. Una buena movilidad permite que la sociedad y la economía funcionen, pero una mala movilidad puede arruinar a un país.

«Una buena movilidad permite que la sociedad y la economía funcionen, pero una mala movilidad puede arruinar a un país»

Partiendo de esa base imprescindible, la nueva movilidad debe adaptarse a las nuevas demandas sociales y al avance tecnológico. La descarbonización y la digitalización forman parte de esos nuevos condicionantes considerando, como ha sido siempre, que la solución nunca será única o rígida… porque las necesidades de movilidad tampoco lo son. Así, en zonas urbanas densamente pobladas la respuesta será más compleja que en zonas rurales, pues la sociedad ahora exige unas ciudades más modernas con mejor movilidad y mayor calidad de vida.

Los fabricantes de automoción hemos dado un paso adelante en este esfuerzo y nos consideramos agentes necesarios para conseguir esta mejora de la vida en las ciudades. Por eso, por primera vez, Anfac se ha adherido a la Semana Europea de la Movilidad bajo el lema ‘Por una movilidad sin emisiones’. Porque estamos comprometidos con la descarbonización completa del parque automovilístico en 2050, objetivo que marca la Unión Europea y que suscribimos. Somos parte necesaria de esta movilidad sin emisiones.

Sabemos que no hay una única respuesta, y por eso tampoco ofrecemos una única solución. El vehículo privado no será el único medio en las grandes ciudades. Al contrario. La respuesta es múltiple y multimodal. No queremos más coches en las ciudades, queremos un uso racional e inteligente del vehículo. Pero no hay movilidad sin vehículos y nosotros somos responsables de ofrecer a la sociedad coches, camiones, autobuses, furgonetas cada vez más eficientes y también cero emisiones para avanzar en estos objetivos.

Ya lo estamos haciendo. En el último año, se han puesto a la venta más de 70 nuevos modelos de vehículos electrificados en España, de diferentes tamaños, precios y autonomías, para que los usuarios puedan encontrar la respuesta a sus necesidades en este catálogo, cada vez más amplio. Invertimos más de 57.000 millones de euros cada año en Europa para investigación y desarrollo de nuevas tecnologías. Empujamos la instalación de infraestructuras de recarga y ponemos en marcha empresas punteras de movilidad compartida en las principales ciudades del mundo con vehículos cero emisiones, para impulsar no solo la descarbonización sino también la reducción de la congestión del tráfico.

Somos parte clave de la movilidad sin emisiones del futuro. Pero para que se haga realidad, hay que trabajar desde hoy. Es imprescindible generar una demanda de vehículos de cero y bajísimas emisiones y para eso, necesitamos planes de apoyo más potentes a los nuevos vehículos, como el Moves. Si queremos cumplir los objetivos de reducción de emisiones, también hemos de encontrar juntos la manera de retirar del parque los vehículos más viejos, responsables del grueso de la contaminación de las ciudades, y el actual plan Renove está demostrando su eficacia. Hay que renovar la fiscalidad de la automoción, pero de modo integral y con criterios medioambientales, tal y como recoge el reciente Plan de Impulso del Gobierno y que apoyamos desde Anfac. Y hacer de la instalación masiva de puntos de recarga un objetivo de país, para que cargar un vehículo sea cada vez algo fácil para los ciudadanos.

«Somos parte clave de la movilidad sin emisiones del futuro. Pero para que se haga realidad, hay que trabajar desde hoy»

En definitiva, hay mucho por hacer cumpliendo, además, otra exigencia irrenunciable: este proceso ha de fortalecer nuestra industria, de modo que la descarbonización mantenga nuestros empleos y la riqueza del sector, tan importante para España. Estamos haciendo grandes esfuerzos desde la industria de la automoción y seguiremos comprometidos. Para eso hemos lanzado Plan Automoción 2020-40, la estrategia de Anfac para los próximos 20 años: porque, cuando la sociedad decida qué tipo de movilidad sin emisiones y de futuro quiere, debemos tener la mejor de las respuestas.

Tu opinión es muy importante para nosotros
¿Te ha resultado útil esta información?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Ninguna valoración todavía)
Cargando...